La funcionalidad de una navaja suiza

Detrás de un manejo sencillo y eficiente se esconde un trabajo continuado de innovación en maquinaria y líneas completas de procesamiento de pescado

La funcionalidad de una navaja suiza

Hace falta mucho ingenio para resolver los problemas técnicos de nuestra sociedad tecnológica. A principios del siglo XX, el ejército suizo propuso a Karl Elsener un reto imposible para su época: idear una herramienta multitarea, pequeña, versátil, resistente y funcional. El inventor se encerró en su taller a la sombra de los Alpes y desarrolló uno de los utensilios más valorados de la historia. Hoy es una marca que representa los valores de calidad, funcionalidad y adaptación al mercado. En Hermasa vemos la historia de la navaja 

suiza como un ejemplo a seguir: detrás de un manejo sencillo se esconde un trabajo continuado de innovación y funcionalidad. Con los años, Hermasa también se ha convertido en un modelo a imitar. Porque resuelve los problemas que plantean las empresas y por su servicio 'llave en mano', que nos permite entregar líneas y fábricas completas y personalizadas a la medida del cliente y en cualquier parte del mundo. Por eso decimos eso de "Usted ponga el pescado que nosotros le damos la fábrica".

A principios del siglo XX, el ejército suizo propuso a Karl Elsener un reto imposible para su época: idear una herramienta multitarea, pequeña, versátil, resistente y funcional